El especialista de la cristalera económica fácil que montar

Nuestras soluciones en cristaleras

 

La estructura de las cristaleras

Las cristaleras por módulos: un kit, una solución

Una cristalera por módulos se compone de varios módulos individuales unidos. Un módulo es un marco metálico que lleva fijado un solo vidrio. Los módulos van unidos entre sí para formar la cristalera.

Ejemplo: si quieres una cristalera de 1200 milímetros de alto y 1500 milímetros de ancho formada por 5 vidrios, las dimensiones de cada módulo serán de 1200 mm de alto y 300 mm de ancho. Así tendrás una cristalera de 5 módulos de 1200 x 300 mm que podrás unir entre sí con los tornillos que incluimos en el envío.

El marco metálico está hecho con esquineras soldadas, y el vidrio queda fijado en él, mediante un sistema de juntas y junquillos. Al unir los módulos entre sí se forma la cristalera. Para darte cuenta de lo sencillo que resulta montarla, puedes ver nuestro vídeo de montaje de cristaleras por módulos.

Ofrecemos dos tipos de cristaleras por kit, una versión estándar y otra a medida:

Para la versión estándar, las dimensiones de los módulos son las siguientes [alto (mm) x ancho (mm)]:
- 1100 x 200 mm (o «kit económico», ya que es un módulo pensado especialmente para los espacios reducidos)
- 1150 x 250 mm
- 1200 x 300 mm
- 1250 x 350 mm
- 1300 x 400 mm
- 1350 x 450 mm
- 1400 x 500 mm

Para la versión a medida, adaptamos las dimensiones de los módulos al tamaño de la abertura y al número de vidrios que se quieran. Si quieres ver el resultado final de tu estructura, consulta nuestro presupuesto en línea.

 

Las estructuras monolíticas: montaje de un solo marco

Una cristalera monolítica es una cristalera formada por un marco metálico del mismo tamaño que la abertura. Este marco está hecho de esquineras soldadas entre sí y sirve para sujetar el número de vidrios elegido. El vidrio queda fijado en él mediante un sistema de juntas y junquillos. Para darte cuenta de lo sencillo que resulta montarla, puedes ver nuestro vídeo de montaje de cristaleras monolíticas.

 

Las ventanas

Si quieres puedes colocar una ventana en los módulos. Esta ventana, que recibe el nombre de «abertura francesa», va montada con bisagras, lleva un pestillo y queda perfectamente integrada en la cristalera. Tiene un ángulo de abertura de 180°.

Puede ser de «tirante izquierdo» (con el sentido de abertura hacia la izquierda, de manera que el pestillo queda a la derecha) o de «tirante derecho» (con el sentido de abertura hacia la derecha, de manera que el pestillo queda a la izquierda). De esta forma podrás conectar dos espacios, como el salón y la cocina, por ejemplo.

Para las cristaleras por módulos, está opción está disponible para aquellos módulos que midan más de 300 milímetros de ancho. Debido a las restricciones de producción no podemos colocar 2 ventanas juntas en este tipo de cristalera, por lo que es necesario incluir como mínimo un módulo fijo entre dos módulos abiertos.

También es posible colocar ventanas en las cristaleras monolíticas. Puedes poner 2 ventanas juntas, pero ten en cuenta que en ese caso el larguero que haya en medio se mantendrá fijo cuando las 2 ventanas estén abiertas.

 

La pieza de remate

Si tienes una cristalera que se sujeta en el techo y en la base, es posible que los extremos verticales no queden fijados a una pared. Es lo que ocurre cuando, por ejemplo, se utiliza una cristalera para dividir dos estancias y se deja una zona de paso en medio. Nuestras cristaleras están totalmente pensadas para que puedas darles ese uso, ya que te ofrecemos la opción de ocultar el canto visible para darle un toque más estético.

La pieza de remate es una barra de 3 milímetros de grosor y de una longitud igual a la altura de la cristalera. Va atornillada al canto visible con unos tornillos específicos que incluimos con la pieza, que es el del mismo color que la cristalera.

El canto rematado en el vacío es un acabado especial para los extremos de las cristaleras. No es que se añada una pieza, sino que para ocultar el canto visible y para que que quede más estético se ponen unos tornillos específicos que incluimos y que son del mismo color que la cristalera.

«Pieza de remate» es el concepto genérico que utilizamos en nuestra página web. Puede referirse a una barra de 3 milímetros de grosor o al acabado especial del extremo vertical (canto rematado en el vacío). Tú no tendrás que preocuparte por elegir una opción u otra; nosotros nos encargamos de escoger la solución más adecuada para tu proyecto.  

 

Los tipos de vidrios

A continuación te presentamos las distintas opciones de vidrio que podemos ofrecerte:

- Vidrio claro laminado 3+3: está hecho de dos placas de vidrio de 3 milímetros de grosor que van pegadas entre sí con una lámina de plástico. En caso de rotura por impacto los fragmentos se quedan en su sitio y no caen al suelo. Este vidrio de seguridad es totalmente transparente y es el que más utilizamos para nuestras cristaleras. Las cristaleras del «kit económico» se fabrican únicamente con este tipo de vidrio.

Vidrio armado de malla pequeña: en lugar de una lámina, entre las 2 placas de vidrio hay una malla de pequeños agujeros. El resultado es un vidrio a través del cual se ve borroso.

Vidrio armado de malla grande: la malla tiene los agujeros más grandes y lo que se ve tras el vidrio está borroso.

Vidrio laminado 3+3 opalino: está fabricado de la misma forma que un vidrio 3+3 clásico, pero la lámina que hay entre las 2 placas de vidrio tiene el aspecto de papel de calcar. Los vidrios opalinos no permiten ver a través de ellos pero sí que dejan pasar la luz. Tienen una superficie brillante.

Vidrio claro laminado 3+3 acústico: vidrio transparente y tratado para disminuir la propagación de las ondas del sonido. Se recomienda utilizar este tipo de vidrio para las cristaleras monolíticas porque permite amortiguar los ruidos propios de una calle muy concurrida.

Vidrio laminado 3+3 mate 2 caras: las 2 caras exteriores del vidrio están tratadas con ácido para obtener una superficie mate que no conserve el brillo. El efecto que se consigue es el mismo que el de los vidrios opalinos: no permite ver a través de él pero sí que deja pasar la luz.

Vidrio templado (Securit) extraclaro: vidrio transparente con las mismas calidades que un vidrio laminado 3+3 y con la tecnología Securit para hacerlo resistente a las variaciones térmicas.

Vidrio templado (Securit) clarglas 200: vidrio transparente con la cara delantera ligeramente granulada. Difumina lo que se ve tras el vidrio y deja pasar la luz. La cara trasera es lisa y brillante. Además, el vidrio templado securit es resistente a las variaciones térmicas.

 

Los acabados

Puedes elegir uno de los 3 acabados que tenemos.

- Cristalera «lista para pintar» con o sin el kit de pintura
Te enviaremos la cristalera en cuanto salga del taller de soldadura. Como ocurre con todos los componentes de acero, el marco es sensible a las condiciones del medioambiente, concretamente a la humedad. Por ello es imprescindible barnizarlo o pintarlo después de limpiarlo cuidadosamente con acetona. Para más información, consulta la página Kit de pintura.

- Cristalera «termolacada»
Una vez que el marco de acero está terminado, se pinta con pintura termolacada del color de la gama RAL que prefieras. Este tratamiento consiste en aplicar una pintura en polvo en los elementos de acero y hornearlos después a alta temperatura. Este procedimiento tiene múltiples ventajas: no usa disolventes ni ningún otro compuesto tóxico , la pintura perdura en el tiempo y aumenta el efecto anticorrosivo.
El resultado final es una superficie uniforme sin chorretones, de aspecto mate, satinado y suave al tacto.
Si no sabes qué color de la gama RAL elegir, te recomendamos que consultes la carta de colores RAL (referente internacional) en la sección de pinturas de tiendas especializadas.

- Cristalera «termolacada con efecto oxidado»
La pintura que se aplica mediante el tratamiento de termolacado le aporta un efecto oxidado al marco de la cristalera.

 

Estamos a tu entera disposición para ayudarte con tu proyecto.